Acceder

Bloque I. Mecanismo de acción de los analgésicos

Clasificación de los analgésicos: Coadyuvantes y coanalgésicos

Coordinado por: Dr. Ignacio Velazquez

Pregabalina

Ha sido aprobada por la EMA para el tratamiento del dolor neuropático periférico y central en adultos. Su última indicación aprobada se relaciona con el tratamiento de los cuadros de ansiedad crónica generalizada.

Se trata de un análogo del GABA relacionada estructuralmente con la gabapentina. Aunque presenta una estructura similar al GABA, no actúa sobre los receptores gabaminérgicos o benzodiacepínicos. No se metaboliza a GABA ni a agonistas gabaminérgicos, ni tampoco incrementa las concentraciones de GABA en tratamientos agudos o presenta un comportamiento GABA-mimético147,148.

Su mecanismo de acción se centra en el bloqueo de los canales de calcio dependientes del voltaje, uniéndose de modo específico y con elevada afinidad a la subunidad α2δ de estos canales. Al reducir la captación presináptica de calcio, disminuye la liberación de neurotransmisores de la señal dolorosa (glutamato y sustancia P) en el asta posterior de la médula.

La administración de pregabalina se realiza por vía oral, con o sin alimentos. Su consumo junto con alimentos no genera efectos clínicamente significativos sobre la cantidad total de pregabalina absorbida.

Figura 33: Mecanismo de acción de los opioides (I)

La biodisponibilidad del fármaco tras su administración por vía oral es del 90 %. El estado de equilibrio se alcanza en un plazo de 24 - 48 horas tras su administración repetida. La farmacocinética de la pregabalina es lineal y predecible, y la variabilidad entre personas escasa.

No se une a proteínas plasmáticas, y atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica. Su metabolismo hepático es casi nulo, por lo que el fármaco se excreta casi intacto a través la orina, siendo su semivida biológica de 6,3 horas en pacientes con una función renal normal149.

La pregabalina ha demostrado presentar una actividad antialodínica y antihiperalgésica en diferentes modelos de dolor neuropático, con un perfil antinociceptivo similar al de la gabapentina, pero a dosis de dos a cuatro veces menores. Se han publicado diversos ensayos clínicos controlados con placebo en los que se observó una evidente mejoría en la intensidad del dolor de los pacientes tratados150,151.

Con este fármaco es frecuente la aparición de mareos y somnolencia (en alrededor del 30 % y el 23 % de los pacientes, respectivamente) que pueden llegar a ser persistentes en un 31 % y 45 % de los sujetos que los padecen, respectivamente. Asimismo, se ha observado una asociación del fármaco con un incremento del riesgo de lesiones accidentales en ancianos. También son frecuentes (entre el 1 % y el 10 % de pacientes) el edema, el aumento de peso, la disfunción sexual, los trastornos visuales, el pensamiento anormal, la confusión, la ataxia, la astenia, la sequedad bucal y el estreñimiento. Estos efectos son menos llamativos si se comienza el tratamiento ajustando la dosis y aumentándola paulatina y lentamente147-149.

12 de 18