Acceder

Bloque avanzado: Rotación de opioides

Farmacología de opioides potentes

Coordinado por: Dr. Ignacio Velazquez

Conclusiones

  • El tratamiento con opioides puede ser adecuado en el DCNO, cuando el dolor es intenso, continuo y afecta a la calidad de vida del paciente y no responde a otras terapias razonables. No se deben usar como tratamiento de primera línea.
  • El paciente y el médico tienen que negociar un plan de tratamiento para encontrar el equilibrio óptimo entre alivio del dolor, mejoría funcional y efectos adversos del tratamiento.
  • La eficacia y seguridad de los opioides se ha demostrado en ensayos a corto plazo, pero no existen estudios suficientes sobre su efectividad a largo plazo en el DCNO. Existe evidencia, aunque débil, de que los opioides potentes producen una mejoría funcional y una reducción del dolor más allá de los 6 meses en el DCNO.
  • El perfil de efectos adversos de los opioides potentes es similar y no depende de la vía de administración; un opioide potente sigue siéndolo aunque se use por vía transdérmica.
  • El tratamiento debe monitorizarse teniendo en cuenta además del alivio del dolor y de los efectos adversos, la mejoría funcional y la calidad de vida del paciente.
  • No debe considerarse un tratamiento de por vida. Se podría retirar el tratamiento o reducir las dosis tanto si se da una mejoría significativa del dolor, como por un pobre resultado (por ejemplo, por la aparición de efectos adversos intolerables).
21 de 21