Acceder

Bloque avanzado: Rotación de opioides

Riesgos y beneficios de la rotación de opioides

Coordinado por: Dr. Ignacio Velazquez

¿Cuándo está indicado el cambio de opioides?

El cambio o la rotación de opioides es una estrategia terapéutica utilizada con frecuencia, sobre todo, en el tratamiento del dolor oncológico o no oncológico, y consiste en cambiar el opioide o bien cambiar la vía de administración de dicho opioide. Se basa en la variabilidad de la respuesta personal que cada paciente presenta ante dos opioides distintos, tanto en lo referente a la analgesia obtenida como en la aparición y desarrollo de distintos efectos secundarios (6).

Debemos entender la rotación de opioides como una alternativa usada en el tratamiento del dolor de una serie de pacientes en tratamiento con opioides, con el objetivo de obtener un mejor efecto analgésico.

Es posible definir el dolor resistente o refractario, como aquel tipo de dolor del que a pesar de la administración correcta de un opioide potente a dosis adecuadas no se logra un control analgésico suficiente, o bien que la administración del opioide provoque la aparición de efectos secundarios intolerables a pesar de las medidas utilizadas para controlarlos (7).

En este contexto nos encontramos con tres situaciones principales:

  • Dolor controlado adecuadamente mediante la administración de un opioide potente pero asociado con el desarrollo de efectos secundarios intolerables.
  • Dolor no controlado adecuadamente a pesar de la administración correcta de un opioide potente, asociado con la aparición de efectos adversos intolerables que hacen imposible aumentar la dosis del opioide.
  • Dolor no controlado adecuadamente a pesar del aumento progresivo de la dosis del opioide sin que aparezcan efectos secundarios.
2 de 7